Chivalry: Medieval Warfare

Chivalry: Medieval Warfare

Buscamos voluntarios para un asedio medieval, ¿te apuntas?

Existían dos tipos de personas en la Edad Media: los que asediaban y los que se dejaban asediar. ¿Tú de qué tipo eres? Cierto: podemos intuir tu respuesta con tan solo mirar la armadura que llevas puesta. Y la catapulta que te acompaña. Y el ejército que tienes detrás. ¿Sabes? Creemos que Chivalry: Medieval Warfare es lo que necesitas ahora mismo. Ver descripción completa

PROS

  • Personal, directo, visceral
  • Fácil de dominar
  • Mucho contenido y variado

CONTRAS

  • Las primeras horas son frustrantes

Excelente
9

Existían dos tipos de personas en la Edad Media: los que asediaban y los que se dejaban asediar. ¿Tú de qué tipo eres? Cierto: podemos intuir tu respuesta con tan solo mirar la armadura que llevas puesta. Y la catapulta que te acompaña. Y el ejército que tienes detrás. ¿Sabes? Creemos que Chivalry: Medieval Warfare es lo que necesitas ahora mismo.

Tu batalla más personal y cruenta

Chivalry: Medieval Warfare es un juego de acción multijugador que transcurre en la Edad Media. Tu misión consiste en asediar el castillo (o la base) de la facción rival o bien aguantar el ataque del bando enemigo. El juego consiste en batallas online de hasta 32 jugadores que cuentan con cuatro clases diferente de personajes y 60 armas, la mayoría de ellas de combate cuerpo a cuerpo como mandobles o hachas de guerra.

Chivalry es un juego muy personal. A no ser que apuestes por la arquería, te enfrentarás cara a cara contra tus rivales. Un solo golpe te puede matar… pero la acción es demasiado desenfrenada como para actuar con cautela. Cada movimiento cuenta, cada paso cuenta; piensa más de lo necesario y tu cabeza no tardará en rodar por el suelo.

La violencia protagoniza cada segundo de Chivalry: Medieval Warfare. Al limitarte a utilizar armas cuerpo a cuerpo, todos los encuentros desprenden brutalidad y acaban en carnicería. Asesta un mandoble en el brazo de tu enemigo y se lo cortarás. Clávale una jabalina en la cabeza y esta saldrá despedida por los aires. Medieval Warfare retrata fielmente la crudeza de esa época.

Cuentas con modos de juego para todos los gustos. ¿Te has cansado de tanto asedio? Participa en un duelo multitudinario en la arena. ¿Echas en falta alguna motivación detrás de tus acciones? Prueba el Modo Objetivos, en el que por ejemplo deberás escoltar a la familia real hacia la salida mientras los jugadores rivales intentan eliminarlos.

No tardarás en rebanar cabezas

“Chivalry: Medieval Warfare es un juego para PC, algo me dice que tardaré mil años en entender cómo funciona”, quizás estés pensando. Calma y tranquilidad: los controles de Chivalry son sencillos y fáciles de aprender. Al principio morderás el polvo más de lo normal pero ten un poco de paciencia y pronto estarás preguntándote cómo has podido vivir tanto tiempo sin ollas de ácido que tirar a tus enemigos.

Los gráficos de Chivalry: Medieval Warfare todavía impresionan pese a tratarse de un juego de 2012 (permitimos que nos cortes la cabeza por haber tardado tres años en incluirlo en Softonic). Lo más importante es que las animaciones están por encima de lo que esperarías de un juego para PC; este apartado es clave para que realmente nos sintamos en medio de una batalla campal.

¿Listo para el asedio?

Queríamos decirte para concluir que Chivalry: Medieval Warfare te encantará si tienes ganas de un juego competitivo diferente, en el que no te escondes detrás de rifles o lanzagranadas sino que debes enzarzarte en peleas personales y violentas. Queríamos decirte todo eso y mucho más, pero te has ido corriendo, espada en alto y gritando como un poseso, hacia el castillo enemigo… Así que nos hemos quedado solos y ya no tiene sentido que sigamos escribiendo.

Chivalry: Medieval Warfare

Descargar

Chivalry: Medieval Warfare